FENG SHUI-El vacío

Resultado de imagen para feng shui


El primer paso a la hora de realizar un estudio de feng shui es
recomendar hacer vacío.
Si en un lugar hay acumulación de objetos, nada se mueve. Al hacer vacío la energía fluye.
Los objetos materiales crean carga energética, que afecta a la persona, al ser ataduras que salen del plexo solar y acarrean cierta vibración.
 Al hacer vacío (desprendernos de los objetos con cargas energéticas negativas), se cortan estos lazos, y pueden rellenarse con algo más interesante para la persona, que vibre más en sintonía con su situación actual.
Para hacer vacío:

Debe ordenarse:
Los lugares deben verse despejados y no deben haber objetos o elementos que impidan una utilización normal del espacio físico, es decir, dificultando andar con normalidad, enseres detrás de las puertas o cercanos a las ventanas que no dejen una norma apertura. Los obstáculos deben ser una de las primeras cuestiones en solventarse.
Todas las zonas del lugar: trastero, jardín, habitaciones, despacho, etc. Se debe organizar el orden de cada lugar de modo que se necesite poco tiempo y energía para mantenerlo ordenado.

Deben repararse:
Objetos útiles pero que complican el fluir de la energía al no funcionar correctamente: bombillas, interruptores, pomos de puertas, ventanas, etc.
Relaciones personales: hay que mantener en paz los lazos entre personas, sobre todo si fallecen. Hay que hacer las paces con nuestros seres allegados. Para llevarlo a cabo de forma sencilla, podemos escribir todo lo que sintamos y pensemos sobre la persona y los eventos que sucedieron, desahogarnos
completamente y quemar los papeles (nadie debe leerlos, ni siquiera quien lo escriba), para transmutar los obstáculos entre ambas personas y hacer vacío emocional. Así daremos pie a relaciones más sanas.
Objetos heredados: hay que limpiarlos energéticamente para no heredar también las emociones de los usuarios anteriores.
Antigüedades y joyas antiguas: es conveniente conocer la historia del objeto, especialmente si son metales o piedras (porque absorben mucho la energía y es lo que irradiarán). La
madera es menos conductora, se carga más despacio, pero también se limpia con mayor dificultad. Si no conocemos la historia o ésta no fue agradable, mejor no aceptarlos.
Deben sustituirse: espejos que reproducen imágenes distorsionadas, cristales rotos (ventanas, puertas, mesas, etc.)

Deben revisarse:
Las colecciones: reflexionar si son una inversión vacía de tiempo, que no aportan nada interesante, más que tener la sensación de haber completado algo, o si tienen un valor representativo, es decir, que sirve a la historia y el conocimiento humano.
Objetos pendientes: cosas prestadas o que nos han prestado, si han quedado en el aire es necesario ponerlas en claro.
Deben eliminarse:
Objetos rotos (que no pensamos arreglar), ya que atraen que más cosas se rompan o que tengamos accidentes.
Imágenes o fotos tristes o de situaciones, personas u objetos que no deseamos atraer. Objetos que representen cosas
desagradables (máscaras indígenas que representen seres
enojados o tristes, esculturas a las que les faltan miembros, etc.).

Todas las formas de energía atraen cosas similares.
Recuerdos desagradables (cartas, regalos, fotos) que nos lleven la atención a hechos no fructíferos.
Objetos de compromiso: elementos que mantenemos para agradar a quien nos lo regaló pero no nos son propios, que desentonan con el resto del ambiente, para encontrar un equilibrio entre las palabras y las emociones.
Libros con conocimiento desfasado y que no vibra con nosotros, para permitir que entre información nueva. La Naturaleza aborrece el vacío y en seguida lo llena con cosas nuevas.
Naturaleza muerta: flores secas, conchas, piedras, fósiles:
representan la muerte y obstaculizan el fluir de la energía.
Objetos inútiles: trastos, cachivaches, información, colecciones u objetos que nos suponen un coste energético innecesario.

Reutilizar el Chi: para estar en mayor armonía con nuestro entorno, es conveniente no acumular objetos repetidos (2, 3 o más televisores, coches, electrodomésticos) de los que no tengamos necesidad “vital” y no adquirir envases, cartones, bolsas y un largo etcétera de cosas que podemos reciclar. Los elementos artificiales que no acaban integrándose en el entorno rompen el equilibrio natural de las cosas.
Siempre lo más conveniente es reciclar


Principios básicos del Feng Shui según la Escuela de la Brújula Xuan Kong Fei Xing

No hay comentarios:

Publicar un comentario